Cómo la acústica optimizada reduce los riesgos de pérdida auditiva

El Estudio de Salud Auditiva de Apple es el primero de su tipo que recoge datos a lo largo del tiempo para entender cómo la exposición al sonido cotidiano puede afectar a la audición.

Mikkeller - Taipei,China,Taipei,Keng Yu Design Office,Rockfon Eclipse,B-edge,1160mmx1160mm,white

Cada día nuestra salud auditiva está en peligro, por ejemplo, la pérdida de audición, debida a una exposición excesiva al ruido, es la tercera enfermedad crónica más extendida en Estados Unidos, siendo más común que la diabetes o el cáncer.

La pérdida de audición se ha convertido en un grave problema de salud a nivel mundial y varias empresas y organizaciones, como Apple y la Organización Mundial de la Salud (OMS), se están interesando por investigar este problema de salud social.

Estudios y campañas para prevenir la pérdida de audición

La pérdida de audición es un problema de salud que ahora amenaza especialmente a los jóvenes. Para dar una idea de la magnitud de este problema: la Organización Mundial de la Salud reveló que 1 de cada 2 jóvenes de entre 12 y 35 años está expuesto hoy en día a niveles de volumen inseguros a través de sus smartphones, ordenadores o reproductores MP3. Como iniciativa para ayudar a contrarrestar este problema, Apple ha iniciado estudios sobre la audición para entender qué factores afectan a nuestra salud auditiva. La nueva aplicación Research recogerá información personalizada para concienciar a los usuarios de iPhone y Apple Watch sobre los peligros de su comportamiento auditivo.

Apple ha decidido compartir estos datos recogidos con la Organización Mundial de la Salud para apoyar Make Listening Safe, una campaña de concienciación de la OMS para promover una escucha segura. Con el tiempo, este estudio de colaboración con la OMS proporcionará más información sobre los riesgos de los niveles de volumen excesivos y su impacto en nuestra vida diaria.

Exposición al ruido en lugares públicos

Uno de los principales objetivos de la iniciativa "Make Listening Safe" de la OMS es crear un marco normativo para controlar los niveles de volumen en los locales públicos. Lugares como bares, restaurantes y hoteles constituyen uno de los principales factores que contribuyen a la pérdida de audición, debido a que con frecuencia se superan los límites de volumen recomendados.

Sin embargo, además de los niveles de volumen excesivos, existe otra razón por la que la exposición al ruido en estos lugares puede provocar una pérdida de audición a largo plazo: la mala acústica. La exposición continua a la contaminación acústica en interiores puede acarrear graves consecuencias. Cada año mueren 10.000 europeos como consecuencia de la contaminación acústica persistente.

Excelente acústica para una mejor salud auditiva

Entonces, ¿cómo podemos optimizar la acústica en nuestro entorno cotidiano?

Para disminuir las repercusiones de una acústica incontrolada y deficiente, necesitamos materiales que absorban y amortigüen los niveles de sonido ambiental, lo que evita la reverberación. Los materiales absorbentes del sonido, como la lana de roca, pueden ayudar a controlar los niveles de presión sonora y constituyen el material principal de las baldosas y paneles de Rockfon. El uso de estas baldosas y paneles es una forma eficaz de lograr el equilibrio ideal de confort acústico y, por lo tanto, de reducir en gran medida los riesgos de contaminación acústica y pérdida de audición.