Servicios de reciclaje de materiales de construcción: Una condición clave para lograr la circularidad

Nuestra Directora de Sostenibilidad y Asuntos Públicos, Magdalini Psarra participó hoy en el evento Beyond 2020 - una de las mayores conferencias mundiales en torno a la sostenibilidad - para abordar el tema candente del reciclaje en la industria de la construcción hoy en día, inspirándose en la propia solución innovadora de Rockfon.

Construction, Building, Planning, Engineer, Tablet, Worker

Situación actual de los residuos de la construcción

Según el informe de la ONU sobre la situación mundial de los edificios y la construcción de 2019, el sector de la construcción representa más de un tercio del consumo mundial de recursos. Es más, los edificios generan cantidades importantes de residuos, de hecho, el 40% de los residuos sólidos urbanos generados [1] y solo el 20-30% de los residuos de construcción y demolición (RCD) se reciclan o reutilizan, lo que a menudo se debe a un mal diseño y a la falta de información sobre el contenido de los edificios [2]. En cifras absolutas, esto equivale a 450 millones de toneladas de residuos de construcción y demolición que se generan cada año en Europa [3]. Esta importante cantidad de residuos pone de manifiesto la necesidad de contar con modelos más circulares en el sector de la construcción, que permitan y fomenten el reciclaje y la reutilización.

Cambio hacia la circularidad

El modelo económico lineal de "tomar-fabricar-desechar" significa que las materias primas se utilizan para fabricar productos, que luego se usan hasta el final de su vida útil, y finalmente se envían al vertedero. Este sistema ha demostrado ser ineficaz, ya que ha provocado un aumento del volumen de residuos, pero también un agotamiento de los recursos de materias primas. Esto pone de manifiesto la necesidad de cambiar hacia un enfoque circular de "reducir-reutilizar-reciclar", en el que se reduce el uso de recursos, aumenta el potencial de rehacer o reutilizar los productos y, finalmente, los materiales se reciclan en lugar de depositarse en vertederos.

El concepto de economía circular, según la Fundación Ellen MacArthur [4], se basa en tres principios: regenerar los sistemas naturales, alejar los residuos y la contaminación y mantener los productos y materiales en uso el mayor tiempo posible. Alineando la forma en que diseñamos y fabricamos los productos con los principios de la economía circular, podemos crear una industria de la construcción circular más resistente y restauradora.

Cómo hacemos la circularidad

En Rockfon, hemos incorporado los principios descritos por Ellen MacArthur y hemos tratado de integrarlos en nuestros procesos y en los productos que ofrecemos al mercado. Adoptamos un enfoque basado en el ciclo de vida y examinamos todas las etapas del ciclo de vida de nuestros productos en busca de posibles mejoras.

Intentamos continuamente aumentar la proporción de contenido reciclado y tomar más materiales reciclados en nuestra producción, en lugar de utilizar recursos vírgenes. Esto no sólo incluye nuestros propios residuos del mercado y la producción, sino también los residuos de otras industrias que, de otro modo, se enviarían al vertedero.

Nuestros productos están diseñados y fabricados de forma que sea fácil extraerlos manualmente del techo y enviarlos para su reutilización o reciclaje. Nuestros productos pueden reutilizarse y, al final de su vida útil, pueden reciclarse para crear nuevos productos de lana de roca, siguiendo un círculo cerrado.

 

Nuestros esfuerzos de reciclaje en Europa

En la actualidad, Rockfon ofrece opciones de reciclaje para los clientes de nuestros principales mercados europeos, y tenemos el plan de ampliar este servicio a más países en los próximos años.

Somos conscientes del volumen de residuos de la industria de la construcción y nos comprometemos a intentar hacer nuestra parte para reducirlo, asumiendo la responsabilidad de nuestros propios residuos e intentando minimizarlos en la medida de lo posible.

Barreras, restricciones y consideraciones futuras

Aunque hoy en día algunos fabricantes están comprometidos con el reciclaje y tratan de contribuir a la economía circular, existen varias barreras que impiden que este sistema se adopte en Europa y se convierta en la nueva norma. Incluso en los edificios en los que la mayoría de los materiales seleccionados pueden reutilizarse o reciclarse, en muchos casos no se hace con éxito.

En parte, esto podría deberse a la falta de información, interés e incentivos sobre las posibilidades de reutilización o reciclaje durante la fase de demolición del edificio, o incluso a la falta de educación sobre la economía circular y sus beneficios para el medio ambiente. Esto puede abordarse en el futuro mediante el establecimiento:

  1. La introducción de pasaportes de materiales,
  2. La inclusión de la información sobre el final de la vida útil en BIM
  3. El aumento de las sesiones de formación y educación en toda la industria de la construcción
  4. La creación de incentivos económicos en torno a la circularidad y el reciclaje.

Además, hay una importante falta de redes y soluciones logísticas viables que hagan posible la reutilización o el reciclaje de materiales. En la actualidad, faltan empresas de manipulación de residuos que operen a nivel europeo o transfronterizo, lo que podría ayudar a construir una buena red de transporte de residuos de la construcción hacia los centros de reciclaje adecuados para su manipulación. Las barreras y restricciones adicionales al transporte de residuos de la construcción a través de los países sin tener varios permisos, crean una carga más al proceso. Si la responsabilidad recae en el fabricante del material de construcción, éste tiene que operar como una empresa de manipulación de residuos, asegurándose de adquirir todos los permisos pertinentes para el transporte de los residuos y crear una muy buena red logística.

Por último, los bajos costes de los vertederos en muchos países o regiones de Europa son un contra-incentivo contra el interés en torno a la circularidad y el reciclaje de los materiales de construcción. Es evidente que se necesita una mayor responsabilidad y una mayor concienciación por parte de todas las partes interesadas del sector de la construcción, desde los arquitectos e ingenieros hasta las empresas de gestión de residuos e incluso los legisladores y los gobiernos nacionales.

Tenemos que pasar de centrarnos únicamente en el potencial teórico de reciclaje y reutilización de los materiales de construcción a establecer asociaciones y redes para hacerlo realidad. Ayudar a Europa a conseguir menos residuos en los próximos años es responsabilidad de todos y, sin duda, el sector de la construcción puede dar un gran paso hacia ello. 

 

[1] World Bank (2012), What a waste: a global review of solid waste management, p. 16, available via https://openknowledge.worldbank.org/handle/10986/17388, accessed Nov.2020.

[2] Ellen MacArthur Foundation (2013), Towards the circular economy p. 16; M. Honicet et al. (2019), Data- and stakeholder-management framework for the implementation of BIM-based material passports, Journal of Building Engineering

[3] Waste (second edition) (2019), ScienceDirect, available via https://www.sciencedirect.com/topics/earth-and-planetary-sciences/construction-waste, accessed Oct.2020.

[4] Ellen MacArthur Foundation (2020), What is the circular economy, available at: https://www.ellenmacarthurfoundation.org/circular-economy/what-is-the-circular-economy, accessed Nov.2020