Acústica, la gran olvidada en el proceso de rehabilitación

El pabellón Municipal de deportes, situado en el ámbito del Campus Educativo-Deportivo de Vila-Seca, fue construido en el año 1986 y hasta 2016 sólo había sufrido pequeñas intervenciones de mejora. En los años 2016-2017 se realizó la reforma integral del conjunto de instalaciones para utilizar la edificación como sede para acoger los Juegos del Mediterráneo de Tarragona del 2018, la especialidad de lucha grecorromana.
En el mismo complejo se encuentra una pista polideportiva al aire libre, de 40,6 m x 20,8 m, con pavimento terrazo, apto para la práctica de deportes de ruedas, hockey sobre patines, patinaje, futbol sala y balonmano. Además, dispone de gradas con 258 asientos totales, varios vestidores colectivos e individuales y baños para satisfacer las necesidades de los usuarios del pabellón, zona de vending y enfermería, todo esto conectado mediante pasillos.

Acústica y luz natural mejoradas

Las instalaciones deportivas suelen ser espacios amplios con muchas superficies duras y poca o nula superficie fonoabsorbente. En estas condiciones, las actividades que se desarrollan dentro, el bote de la pelota, gritos, sonido de las zapatillas generan generan un nivel de ruido bastante elevado que ocasiona molestias para sus usuarios.
La cancha interna del polideportivo tiene como objetivo la práctica de eventos deportivos abundantes en decibelios como hockey, básquet, etc. A pesar de la reforma integral del pabellón en 2017, esta sala no contaba con un entorno acústico agradable, lo que creo la necesidad de contratar a una ingeniería acústica para solucionar el problema de ruido. La ingeniera acústica Ivana Rosello se enfrentó al reto de u edificio ubicado de forma que aprovecha la rotación del sol permitiendo iluminar naturalmente el interior de la sala mediante lucernarios. Para no interrumpir la entrada de la luz natural y, además, aprovechar al máximo la luz natural, se optó por techos acústicos de la serie Blanka, que ofrecen una superficie ultra mate y perfectamente blanca y una gran reflexión lumínica que refuerza la luz del día entrante. En toda la superficie de techo inclinado se instalaron 1500m2 de paneles acústicos Rockfon Blanka Activity con canto B. Es una solución que no requiere ningún tipo de perfilería ya que se instala utilizando pegamento. De esta manera se conservó perfectamente la estructura inclinada de techo sin crear sombras o interrumpir la estética y simetría de las vigas fink. Además, en la sala se instalaron en el lado opuesto a las gradas, unas corinas fonoabsorbentes.

La gama Rockfon Blanka ofrece una amplia gama de alternativas de instalación y uso. Todos sus productos tienen la Clase A de absorción acústica (aw 1.00), 87% de reflexión lumínica y >99% de difusión lumínica y aislamiento acústico entre sala y sala >26dB. La superficie antiestática y fácil de limpiar de Blanka alarga la vida útil del producto, además no es direccional, lo que acelera su instalación, ahorrando tiempo y dinero.

Pabellón Municipal de Vila-seca

Av. de l'Alcalde Pere Molas, 28
Vila-seca
España

Pabellón Municipal de Vila-seca

País:Vila-seca, España
Productos:Rockfon Blanka® Activity
Cantos:B
Dimensiones:1200 x 600

Casos prácticos relacionados