order-bucket

Estimule la productividad y el confort con una acústica y un clima interior excelentes

Cuando las ondas de sonido golpean con fuerza las superficies duras existentes en una sala como las paredes, suelos y ventanas, la onda de energía (audible) que denominamos ruido se refleja hacia la habitación, lo que hace que el nivel global de ruido de dicha habitación aumente.

El efecto de una acústica deficiente

Ya sea en casa, en la oficina, en la escuela o en un restaurante disfrutando de una cena con amigos, todos hemos experimentado lo incómodo que resulta que la acústica no sea buena. Dado que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo en interiores, es importante tener en cuenta cómo afecta la acústica a nuestra salud, concentración, productividad y bienestar general. 

Existen múltiples estudios que destacan la importancia de la acústica como característica física significativa de nuestro ambiente interior y cómo influye en nuestro bienestar físico y psíquico. La exposición a corto plazo a una acústica deficiente causa falta de concentración; puede aumentar la dificultad a la hora de procesar información y realizar tareas, y afectar a la inteligibilidad del habla, lo que hace que todas las personas presentes en una sala acaben hablando más alto. Esto se conoce como efecto Lombard o «efecto cóctel». 

Aunque a corto plazo puede causar irritación, los efectos a largo plazo de una exposición continua a contaminación acústica en interiores pueden conllevar pérdida auditiva, aumento de la frecuencia cardiaca y presión arterial alta. El coste social de una acústica deficiente es elevado: solo en Europa alcanza un coste anual de 30 000-40 000 millones de euros. Cada año, 10 000 europeos mueren debido a la contaminación acústica, y en los Estados Unidos,  la pérdida auditiva debido a exposición a ruido en la oficina y en la comunidad es el tercer problema crónico de salud más extendido; afecta a más personas que la diabetes o el cáncer. 

Para disminuir las consecuencias de una acústica no controlada, debemos introducir materiales que absorban y amortigüen nuestros niveles de ruido ambiental, evitando la reverberación.

Absorción acústica

Para lograr una absorción acústica adecuada, se debe controlar los niveles de presión acústica ambientales en un espacio, lo que aumenta la inteligibilidad del habla y hace que resulte más fácil seguir una conversación. Puede conseguirse mediante el uso de materiales que absorban el sonido en, por ejemplo, techos y paredes.

Soluciones acústicas

La calidad de la absorción acústica se ve determinada por el diseño del espacio y los materiales utilizados. La lana de roca, el material principal utilizado en nuestros paneles acústicos, es por naturaleza un material altamente absorbente de sonido. Esto permite alcanzar altos niveles de confort acústico sin tener que utilizar paneles de techo con hoyuelos, perforaciones u orificios.

Un estudio realizado en Francia concluye que por cada aumento de 10 dB de contaminación acústica, los alumnos de 8-9 años obtienen 5,5 puntos menos en un examen estándar a nivel nacional.
rockfon