bucket_iconCreated with Sketch.
ROCKWOOL decarbonisation, It's time, globe

Carbono neto negativo en una proporción de 100:1

ROCKWOOL es una empresa de carbono neto negativo, es decir, nuestro aislamiento de lana de roca ahorra 100 veces la energía consumida y el CO2 emitido en su producción. Nuestros otros productos de lana de roca apoyan una vida moderna sostenible en el ámbito de la gestión del agua, el aislamiento acústico y las soluciones de cultivo para la horticultura. La lana de roca es circular por naturaleza y se puede reciclar indefinidamente sin perder las prestaciones. Sin embargo, se necesita energía para ahorrar energía y estamos comprometidos a hacer más.

ROCKWOOL decarbonisation infographics

El ahorro energético más allá con SBTi

ROCKWOOL se ha adherido a la iniciativa Science Based Targets (SBTi) y se ha comprometido con un plan verificado y aprobado para una reducción ambiciosa de 1/3 de las emisiones de gases de efecto invernadero de nuestro ciclo de vida en un plazo de 15 años, utilizando 2019 como referencia. Esto incluye una reducción de las emisiones absolutas de nuestras fábricas en un 38% y nuestras emisiones GEI del ciclo de vida absoluto fuera de las fábricas en un 20%. SBTi es una asociación entre  CDP, United Nations Global Compact, World Resources Institute, y World Wide Fund for Nature (WWF), y se ha creado para impulsar una acción climática ambiciosa en el sector privado mediante la movilización de empresas para establecer objetivos de reducción basados ​​en la ciencia. 

ROCKWOOL decarbonisation infographics

Ahorro de energía, reducción de emisiones

Según el Acuerdo Climático de París, el 42% de las reducciones de emisiones de carbono deberían provenir de la eficiencia energética. Durante décadas, ROCKWOOL ha estado defendiendo la eficiencia energética en nuestras fábricas, y este sigue siendo nuestro principal objetivo. Después de todo, creemos que la mejor forma de ahorrar energía es no consumiendo energía.

ROCKWOOL decarbonisation infographics

Invertir en innovación

La reducción de las emisiones directas de nuestras fábricas es un enfoque clave de nuestra innovación tecnológica. Es por eso que somos pioneros en la tecnología de fusión eléctrica a gran escala, adecuada para países donde la red eléctrica ya es baja en carbono. En Noruega, hemos elegido nuestra fábrica en Moss para que sea el proyecto piloto del que es el fusor eléctrico más grande de la industria. Esto reducirá las emisiones de carbono de la fábrica Moss en aproximadamente un 80%.

Durante años, ROCKWOOL también ha realizado inversiones sustanciales en el desarrollo de tecnología de fusión con combustible flexible. Ahora estamos cosechando los beneficios, ya que la tecnología nos permite hacer la transición a combustibles menos intensivos en carbono. Nuestras dos fábricas danesas son un claro ejemplo de ello. El cambio al gas natural en 2020 y al biogás en 2021 significa que podemos reducir nuestras emisiones absolutas de carbono en Dinamarca en un 70% el próximo 2021.

2021 también verá la conversión de una de nuestras fábricas en Polonia a gas natural, y las operaciones de nuestras instalaciones en construcción en  los Estados Unidos, comenzarán a usar gas natural en lugar de carbón. Pero este es solo el emocionante comienzo. A medida que aprendamos y desarrollemos más estas nuevas tecnologías, planeamos convertir otras fábricas en los próximos años.

La circularidad está grabada en la roca

La circularidad natural de la lana de roca significa que podemos reciclarla indefinidamente sin reducir sus prestaciones. Estamos incrementando los esfuerzos para recuperar y reciclar lana de roca usada, con el objetivo de reciclar el 100% y hacerlo una y otra vez. Porque con la lana de roca, el final es solo el principio.

¿Has visto el vídeo?

Descarga el informe de sostenibilidad