100 % Cradle to Cradle

El instituto holandés Lyceum Schravenlant es el primer centro educativo de los Países Bajos diseñado y construido según los principios de la economía circular. Esta filosofía es un enfoque holístico del consumo y los procesos de construcción que busca crear unos sistemas eficientes, esencialmente libres de residuos, en que los materiales utilizados se reutilicen en otros productos, sin pérdidas de calidad ni generación de residuos adicionales. El municipio de Schiedam está comprometido con el ambicioso objetivo de reducir el dióxido de carbono de los edificios de la comunidad. La localidad quiere calcular el tiempo de aprovechamiento que se necesita para un edificio y asumir la responsabilidad de lo que pueda ocurrir después. Esto significa que los edificios públicos de Schiedam deben ser totalmente desmontables hasta el final de su ciclo de vida y los materiales reutilizados. Otra característica es que los materiales utilizados pueden iniciar una nueva vida útil en forma de nuevos productos. Teniendo en cuenta estos principios, se estudió la opción de una reforma superficial. Los materiales de la estructura original, que databa de 1960, eran muy poco sostenibles para dar viabilidad económica al proyecto. Actualizar el consumo energético habría sido más caro que optar por una nueva construcción.

Diseña tu escuela

El estudio de arquitectura LIAG Architecten, de La Haya, se hizo cargo del proyecto. El estudio optó por un enfoque innovador que contó con la participación de los 600 alumnos del colegio. El proceso del rediseño, a cargo de los escolares, duró 3 días de intenso trabajo. Los arquitectos pidieron a los alumnos que diseñaran su colegio. El proyecto permitió a los estudiantes descubrir otras propuestas constructivas y aportar soluciones diversas que se presentaron a los demás alumnos, a los padres y al municipio. Estas aportaciones fueron incluidas después del proceso G1de diseño de LIAG. El resultado fue un edificio sin CO2, con una regulación óptima de la temperatura y aire limpio. Además, la construcción cumple con las normas holandesas más estrictas (Frisse Scholen Klasse A). La energía del edificio se obtiene de 120 paneles solares, los servicios se limpian con agua corriente, y la construcción se hizo con materiales reutilizados y reciclados, incluidos los 30.000m² de Rockfon Krios D, paneles acústicos de lana de roca que crean un ambiente acústico saludable. Una larga pared vegetal de musgo regula la humedad del edificio, y contribuye junto al techo a crear un ambiente confortable. La importancia del clima interior incluida en la discusión sobre la sostenibilidad convinció a la junta del municipio y de la escuela que era crucial invertir en este campo. El edificio de la Organización de Viajes Holandesa tiene un concepto de oficina totalmente abierta. Esto significa que los empleados pueden ver y escuchar a los demás sin ninguna dificultad. Los empleados están rodeados de superficies duras que provocan la reverberación de sonido y crean la impresión de estar en un aparkamiento. El aspcto de acústica juega aquí un papel importante.

Un clima interior saludable con una gran acústica

Thomas Bögl, de LIAG Architecten, explica la impo rtancia de considerar la sostenibilidad como algo más que una cuestión de elegir materiales de bajo impacto: “Un edificio sólo puede ser sostenible si contribuye al objetivo principal de su razón de ser, en este caso, la educación. Por este motivo un clima interior saludable, era una característica imprescindible”. “Un edificio energéticamente limpio y construido con materiales sostenibles no es por definición un edificio saludable. Por eso prestamos mucha atención también al clima interior del centro educativo. La acústica es un parámetro muy relevante, si los niveles de sonido son bajos, las personas sufren menos estrés, lo que reduce el absentismo por enfermedad.”, reitera Bögl. El resultado es un edificio escolar confortable y sostenible a la vez. Un edificio capaz de adaptarse a las necesidades del centro, por ejemplo, la división flexible de las aulas, para poder aumentar o reducir el espacio. El colegio también permite albergar actividades destinadas a la comunidad fuera del horario escolar.

Lyceum Schravenlant

Hugo de Grootstraat 4,
3119 HA Schiedam
Países Bajos

Un edificio sólo puede ser sostenible si contribuye al objetivo principal de su razón de ser, en este caso, la educación. Por este motivo un clima interior saludable, era una característica imprescindible.

Thomas Bögl

Arquitecto en LIAG Arquitectos
Lyceum Schravenlant (Jeroen Elings/Anton Faber), Schiedam, The Netherlands, 3000m2, LIAG architecten en bouwadviseurs, HEVO BV, PBS, Oss, Studio Moni, ROCKFON Krios, A-edge, 600 x 600, Chicago Metallic T24 Hook 2850
Productos presentados:

Ten en cuenta que el panel de techo que se ve en estas fotos no está disponible, por favor consulta nuestra solución acústica Rockfon Blanka®

Productos presentados:

Ten en cuenta que el panel de techo que se ve en estas fotos no está disponible, por favor consulta nuestra solución acústica Rockfon Blanka®

Productos presentados:

Ten en cuenta que el panel de techo que se ve en estas fotos no está disponible, por favor consulta nuestra solución acústica Rockfon Blanka®

Productos presentados:

Ten en cuenta que el panel de techo que se ve en estas fotos no está disponible, por favor consulta nuestra solución acústica Rockfon Blanka®

Productos presentados:

Ten en cuenta que el panel de techo que se ve en estas fotos no está disponible, por favor consulta nuestra solución acústica Rockfon Blanka®

Productos presentados:

Ten en cuenta que el panel de techo que se ve en estas fotos no está disponible, por favor consulta nuestra solución acústica Rockfon Blanka®

Productos presentados:

Lyceum Schravenlant

País:Schiedam, Netherlands
Arquitecto:LIAG architecten en bouwadviseurs
Instalador:PBS, Oss
Fotógrafo:Studio Moni
Cantos:A
Dimensiones:600 x 600