A Rockfon le gusta resolver problemas con grandes soluciones de diseño

Los propietarios de este pequeño restaurante en las afueras de París renovaron un restaurante preexistente, retirando las alfombras y cortinas anteriores para obtener un aspecto más refinado y fresco. Sin embargo, esto comprometió la acústica del restaurante, que se volvió especialmente ruidoso y recibió algunas malas críticas en Internet. Gracias a la instalación de 20 islas Rockfon Eclipse, el problema se resolvió rápidamente y la estética del restaurante no hizo más que mejorar.

Por qué es importante una buena acústica en los restaurantes

Hoy en día, el ambiente sonoro de los establecimientos se ha convertido, para los clientes y el personal de los restaurantes, en un criterio esencial para apreciar un restaurante. El placer de comer ya no está ligado sólo al sabor o al olor, sino a la experiencia vivida, de la que el confort acústico es un componente. Desde hace varios meses, algunos sitios web proponen incluso calificar el paisaje sonoro de los restaurantes. Por ello, muchos restauradores se toman el tema muy en serio y realizan obras para mejorar la acústica de su establecimiento. Este es el caso del restaurante de Frédéric Lagrange y su esposa, propietarios de Le Petit Sabayon en Morangis (91), donde se han instalado islas acústicas Rockfon Eclipse®.

De un restaurante ruidoso a un restaurante agradable

Mientras emprendían una importante fase de obras en su restaurante situado en Morangis, Frédéric y Sandra Lagrange se dieron cuenta, durante una comida de equipo, de que las fuentes de ruido eran numerosas: conversaciones de clientes, idas y venidas del personal, choques de cubiertos, movimiento de sillas, pasos, música de fondo o incluso equipos técnicos (campana extractora, aire acondicionado, etc.).

Para superar estas molestias, la pareja de restauradores recurrió a Rockfon para encontrar una solución adaptada a sus necesidades.

"Teníamos una idea muy clara de lo que queríamos para nuestro restaurante. No queríamos productos que distorsionaran nuestra decoración, y sobre todo que fuera lo menos visible posible. También queríamos que el ruido disminuyera considerablemente en el comedor para nuestros clientes y nuestro personal", explica Frédéric Lagrange, propietario del restaurante Le Petit Sabayon.

Rockfon ofreció entonces instalar las islas Rockfon Eclipse. Con una fuerte estética y totalmente personalizables, estas islas ofrecen un acabado liso, mate y extra blanco, que combinaba perfectamente con el interior del restaurante. "Tras la instalación de los productos Rockfon, notamos inmediatamente una mejora en la sala. Nuestros clientes nos han dicho que encontraban el restaurante más silencioso que antes de la renovación y que era mucho más agradable para charlar", añade el propietario.

Las soluciones de techos acústicos permiten una gran experiencia gastronómica

Hoy en día, cada vez más restauradores utilizan soluciones acústicas en su establecimiento. De hecho, el 20% de los franceses afirma que un restaurante demasiado ruidoso es un mal restaurante, y el 92% dice que le molesta el ruido y tiene dificultades para seguir las conversaciones. *

Además, el 35% de los internautas de TripAdvisor escriben reseñas sobre los restaurantes que frecuentan y 1 de cada 2 mensajes evocan el ambiente sonoro, a menudo para quejarse. Casi el 80% de ellos ya ha abandonado un establecimiento por su incómodo ambiente sonoro, y el 33% no vuelve nunca.

Le Petit Sabayon

15 Rue Lavoisier
91420 Morangis
France

Productos presentados: Rockfon® Eclipse™, 1760 x 1160
Productos presentados:
Productos presentados: Rockfon® Eclipse™, 1760 x 1160
Productos presentados:
Productos presentados: Rockfon® Eclipse™, 1760 x 1160
Productos presentados:
Productos presentados: Rockfon® Eclipse™, 1760 x 1160
Productos presentados:
Productos presentados: Rockfon® Eclipse™, 1760 x 1160
Productos presentados:
Productos presentados:
Productos presentados:

Restaurante Le Petit Sabayon

País:Francia
Productos:Rockfon® Eclipse™
Dimensiones:1760 x 1160

Casos prácticos relacionados